Imagen Personal, Belleza y Moda

Blog de la Escuela Mar Díaz

Imagen Personal, Belleza y Moda - Blog de la Escuela Mar Díaz

Mascara de pestañas: Tipos y uso por Lucy Pinceles

Son muchas las amigas que me dicen que cada vez les resulta más complicado comprar máscaras de pestañas debido a la gran variedad que ahora existen en el mercado. Es cierto que cuando vamos a comprar dicho artículo, no sabemos cómo diferenciar las que alargan de las que espesan o las que separan de las que dan volumen. Así que espero poder aclarar vuestras dudas con esta nueva entrada.

Lo primero que debemos saber es el efecto que queremos conseguir en nuestras pestañas, de ello dependerá el tipo de cepillo que elijamos.

 Cerdas DURAS y FINAS

Este tipo de cepillo es ideal para pestañas cortas ya que el efecto que conseguiremos es alargar las pestañas.

 CURVADO

 

Muy aconsejable para pestañas muy rectas, su forma curva, hace que la pestaña se rice de una forma más natural a la vez que da volumen.

PEINE

Si te gustan las pestañas separadas y definidas, este el formato que mejor se adapta a ese efecto y gracias a la separación entre las púas no deja grumos.

 Cerdas TUPIDAS

Si lo que buscas es volumen máximo, este es tu cepillo. Debido a su gran cantidad de cerdas y lo juntas que están unas de otras, conseguirás con su aplicación que tus pestañas queden tupidas y con volumen.

 Forma de ERIZO

Es el más complicado de utilizar ya que no abarca tanto como los anteriores. Son ideales para las pestañas de los extremos.

Una vez que tenemos claro que efecto conseguir con cada cepillo, pasemos a algunos consejos sobre la aplicación y conservación de nuestra mascara de pestañas.

  • La máscara de pestañas se aplica después de haber finalizado nuestro maquillaje de ojos (sombra, eyeliner…)
  • La aplicaremos desde la raíz a las puntas haciendo movimientos de “zig-zag”, de este modo nos aseguramos de cubrirla correctamente.
  • Nunca intentéis recuperar una máscara de pestañas que se os haya secado ni con aceites, ni calentándola, ni con ninguna de esas “leyendas urbanas”, ya que lo único que conseguiréis es manchar vuestro maquillaje e irritar los ojos.
  • Aseguraros de cerrarla correctamente después de cada uso, eso alargará la vida del producto.
  • Debéis tener en cuenta, que la máscara se seca con el contacto con el aire, así que NUNCA bombeéis el cepillo dentro del tubo ya que de esta manera, lo que hacemos de una forma inconsciente es introducir aire dentro del tubo y por lo tanto, la máscara se secará más rápidamente.
  • NUNCA utilices el rizador de pestañas una vez aplicada la máscara, podéis correr el riesgo de partirlas.
  • Y JAMAS os acostéis sin desmaquillarlas! El lucir una bonita mirada no solo depende de la calidad de los productos que utilicemos, también depende de los cuidados que tengamos.

Por último, os dejo una imagen de una máscara mítica en el mundo del maquillaje. Seguramente que más de una nunca habréis visto este formato ya que es antiguo, pero aun así y con el paso de los años, sigue siendo una de mis preferidas.

¡Nos vemos en la siguiente entrada dedicada a las tendencias de colorido y texturas para este VERANO 2014!

¡¡Saludos de Lucy Pinceles y la escuela Mar Diaz!!

Como maquillarnos según nuestro tono de piel, ojos y color de pelo. 2ª parte por Lucy Nuñez

En el anterior post, os contábamos como maquillarnos según nuestro tono de piel, ojos y pelo.

En esa ocasión lo hacíamos sobre las pieles cálidas, pues hoy hablaremos sobre las frías.

¿Cómo es una tez fría?

Frío claro:

La mujer del tipo frío claro tiene el pelo rubio claro, rubio ceniza o blanco.

Sus ojos son de color azul claro, azul grisáceo, avellana o verde frío, y su piel suele ser de un tono muy blanco con tendencia a enrojecerse o a quemarse con el sol.

Podemos potenciar los ojos con colores como el plata claro, el agua, el azul celeste o el lila; además de lápiz y  máscara de pestañas negra. Las mejillas resaltaran con un  rosa pastel y los labios con un gloss rosa pálido.

*El naranja intenso para los labios sólo favorecerá si la piel está bien bronceada.

Frío medio:

Las mujeres del tipo frío medio tienen el pelo castaño o rubio medio u oscuro.

Suelen tener los ojos castaños o azules, en ocasiones con un toque de verde o gris. Su piel es blanca y a menudo sus mejillas son de un tono sonrosado.

Les cuesta ponerse morenas.

El gris, el azul “albañil” y los marrones potencian más los ojos fríos. Los pómulos se resaltan con un rosa oscuro y los labios destacaran con rojos/rosados como el cereza.

Frío oscuro:

El rasgo más destacable del tipo frío oscuro es que el pelo es de un color castaño oscuro o negro azabache con reflejos azules a la luz del sol.

Los ojos son de un color azul intenso, gris, verde pálido o avellana y el color de la piel va del blanco más pálido al moreno más oscuro.

El negro, los tonos morados y el azul (desde tonos eléctricos hasta marinos) le dan mucha expresividad a la mirada.

El colorete rosa intenso y las barras de labios rojo o rojo burdeos, harán que tus labios destaquen y luzcan espectaculares.

Aquí vemos unos ejemplos de pieles denominadas “frías”:

Gwyneth Paltrow es del tipo FRÍO CLARO

 

 

 

 

 

Liz Hurley es del tipo FRÍO MEDIO

 

 

 

 

 

Lara Flynn del tipo FRÍO OSCURO

 

 

 

 

 

Ahora no tenéis “excusas” para no maquillaros y sacaros el máximo partido.

Pongamos todo esto en práctica y a ¡lucir esplendidas esta primavera/verano!  

 

Floating Social Media Icons by Acurax Wordpress Designers